Capacidad de la mochila

No hay una respuesta fácil a la capacidad ideal de la mochila, pues todo depende de lo que abulte nuestro equipaje.

Cuanto más técnico sea, menos abultará, es cierto, pero si uno se inicia en el Camino dudo mucho que quepa todo el equipaje en una mochila de 20L. Lo importante es reducir al máximo el equipaje que se lleva y llevar una mochila con la capacidad adecuada para lo que se cargue. Yo recomiendo llevar esto: Todo lo necesario.

Yo voy bien con una mochila de 32L (siempre llevo 2L de agua dentro la mochila y el camelbag ocupa lo suyo). Cuando cambie el impermeable por uno de menor tamaño, o si redujera los 2L de agua a 1L solo, podría usar una mochila de menor capacidad pero también hay que tener en cuenta otro 

Deuter Futura 32L
Esta es la que llevo yo, de 32L.

aspecto:

  • Se va a usar la mochila para más salidas?
  • Se usará también para vacaciones ‘más usuales’?
  • Se usará también en invierno, cuando la ropa abulta más?
  • Se usará solamente para el Camino de Santiago?

Si la mayoría de respuestas son positivas, una de 40L o 45L sería perfecta. Si sólo se usará en épocas de calor o para el Camino con buen tiempo, una de 30L o 35L sería ideal.

Así, no hay una respuesta fácil a esta pregunta. No sé si he solucionado dudas o la he liado aún más pero, resumiendo, en cuanto al Camino de Santiago: calor y poca ropa de poco volumen? 30L. Para todo el año o ropa más abultada? 40L.

Y todo esto, hablado sólo del tamaño de la mochila. Aún faltaría hablar de marcas, precios, modelos de hombre o mujer, sistemas de sujeción, forma de la mochila, accesibilidad… Para solucionar todas las dudas, lo mejor sería ir a una tienda especializada (y de confianza) y dejarnos asesorar para encontrar el modelo ideal de mochila para cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *