Destino decidido: Y el Camino es…

Debo agradecer la paciencia de muchos de vosotros que me habéis preguntado dónde había decidido ir. No he respondido a nadie esa pregunta. En un principio era porque no lo tenía claro pero, a medida que yo iba aclarando ideas, los posibles Caminos se iban reduciendo y, al final he optado por uno. La verdad, me ha resultado muy difícil decantarme por un Camino pero… Lo conseguí.

Durante el tiempo que he tardado en decidirme, me he planteado distintas opciones que tenía y las ventajas e inconvenientes de cada una. Mi penúltima opción, fue la de recorrer el Camino del Salvador y continuar por el Primitivo cuatro etapas más pero… La descarté y compré los billetes de ida y vuelta para no considerar más opciones.

Hablaba la semana pasada que este Camino será muy especial. La razón es muy sencilla: Tras haber caminado siempre por Caminos más populares, me apetece uno solitario. Quiero descubrir nuevas tierras, que no haya visto antes y que me sorprendan a cada paso, no quiero recordar lo que había tras cada recodo, ni saber de antemano dónde comer o dormir, quiero tener que preguntar dónde alojarme y que dirección tomar para ahorrarme pasos, cuestas o vueltas inútiles.

Este será mi primer Camino ‘minoritario’ y estoy deseando descubrirlo. Me voy al Camino Lebaniego/Vadiniense. Partiré de San Vicente de la Barquera (mar), subiré y cruzaré los Picos de Europa (montaña), volveré a Fuente Dé (viejas fotos demuestran que estuve allí cuando era un ‘teenager’), subiré, bajaré y descubriré el Puerto de Pandetrave (casi 1800 metros de altitud), llegaré al Camino Francés en Mansilla de las Mulas (meseta) y terminaré en León.

Tengo muchísimas ganas de ir. Para vivirlo, descubrirlo, disfrutarlo y plasmarlo en las cientos de fotografías que sé que haré. ¡Soy un niño con zapatos nuevos!

2 respuestas a «Destino decidido: Y el Camino es…»

  1. Hola querido peregrino.
    Y porque no el Camino Mozarabe?. Soledad completa, paisajes distintos, gente maravillosa, pueblos bellísimos, poquísimos peregrinos, con quienes solo coincidirás en los albergues…. pero que quedaran en tu memoria y recuerdo para siempre.
    Tanta soledad te obliga a hacer un viaje interior muy revelador.
    Buen camino

    1. Fácil: porque hay muchos Caminos y siempre hay que empezar por unos y dejar otros para más adelante. Sin más. No hay otra razón.
      Buen Camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *